Coronavirus: Portugal refuerza sus medidas COVID-19 y vuelve a decretar el 'Estado de Calamidad'

El Gobierno de Portugal decretó el "Estado de Calamidad" en todo el país el 14 de octubre, con nuevas medidas para detener la pandemia allí.

Foto de Adam Nieścioruk en Unsplash
Foto de Adam Nieścioruk en Unsplash
16 octubre 2020, Emma Donaldson

Con el aumento de los casos de coronavirus en Portugal, el primer ministro António Costa anunció el 14 de octubre de 2020 que todo el país volvería a estar en estado de emergencia, más conocido en Portugal como "Estado de Calamidad ", con efecto inmediato. Según el gobierno portugués, la medida se produce tras el reconocimiento de que la propagación del coronavirus en Portugal se encuentra en una fase de "desarrollo grave". El último período de emergencia en Portugal finalizó el 1 de julio de 2020 para dar paso a la "nueva normalidad".

Hasta ahora, Portugal parece haber obtenido mejores resultados que muchos otros países europeos en lo que respecta a la propagación del virus y el número de muertes relacionadas con COVID. Sin embargo, como resultado de los acontecimientos recientes, las autoridades no están dispuestas a asumir ningún riesgo y la vuelta al Estado de Calamidad también viene con una serie de medidas actualizadas para detener la propagación del virus, indicando que cada residente en Portugal tiene un responsabilidad personal en la lucha contra COVID-19. "El éxito de nuestra lucha contra esta pandemia depende del comportamiento personal de cada uno de nosotros", dijo el primer ministro António Costa, al anunciar el paquete de nuevas medidas.

Aquí resumimos las 8 medidas anunciadas para controlar el coronavirus en Portugal, muchas de las cuales han estado en vigor durante meses pero ahora tendrán consecuencias más duras para los que no las cumplan:

  1. El nivel de alerta ha cambiado de "Estado de Contingencia" a "Estado de Calamidad" en todo el país, lo que permite al Gobierno adoptar todas las medidas pertinentes que sean necesarias para contener la pandemia.
  2. Quedan prohibidas las reuniones de más de 5 personas, tanto en espacios privados como públicos (se aplicará a partir de la medianoche del 14 de octubre de 2020).
  3. Las bodas y bautizos que tengan lugar a partir del 15 de octubre de 2020 están exentos de la regla de las 5 personas, sin embargo no debe haber más de 50 personas presentes, y los invitados deben cumplir con todas las recomendaciones realizadas por la Dirección General de Salud en Portugal.
  4. Se prohíbe todo tipo de actividades no académicas en escuelas y universidades, incluidos los eventos para estudiantes de primer año.
  5. Habrá una mayor supervisión por parte de las fuerzas policiales portuguesas, (incluidas las autoridades de seguridad PSP y GNR), para garantizar el cumplimiento de estas normas en lugares públicos y establecimientos comerciales, y la ASAE (la autoridad portuguesa de seguridad alimentaria) para asegurarse de que las medidas necesarias se obedecen en los establecimientos de restauración.
  6. Se ha incrementado el importe sancionable, con una multa máxima de 10.000 euros para aquellas empresas que no respeten las normas sobre distanciamiento social, incluidas las infracciones de los horarios de apertura;
  7. Se recomienda encarecidamente el uso de mascarillas en los espacios exteriores (las mascarillas son obligatorias en los espacios cerrados), al mismo tiempo que se promueve un mayor uso de la aplicación móvil "Stayaway COVID".
  8. El Primer Ministro también busca la aprobación parlamentaria sobre el uso obligatorio de las mascarillas en todos los espacios públicos, así como el uso de la aplicación "Stayaway COVID" en escuelas, universidades y lugares de trabajo.
¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista