Cómo conseguir la nacionalidad portuguesa

Nacionalidad portuguesa o residencia permanente, ¿qué es mejor para ti?
Nacionalidad portuguesa o residencia permanente, ¿qué es mejor para ti?
2 agosto 2018, Redacción

¿Alguna vez has pensado cómo sería ser portugués? ¿Estás enamorado de las costumbres de nuestro país vecino? O, ¿simplemente, necesitas la nacionalidad por motivos laborales, fiscales o legales? A continuación, te explicamos todas las maneras conseguirla.

Aunque quieras convertirte en una auténtica persona portuguesa, otra opción interesante por la que puedes optar es la residencia permanente. Ofrece algunos de los mismos derechos, pero existen diferencias sutiles y el proceso de solicitud es menos riguroso y, por lo tanto, más sencillo.

Ser un ciudadano portugués

Los costes de obtener la nacionalidad portuguesa oscilan entre los 175-200 euros, además de todos los trámites que hay que completar, por lo que el proceso lleva bastante tiempo. La buena noticia es que Portugal permite la doble ciudadanía en la mayoría de los países, por lo que no tendrás que renunciar, si no quieres, a tu nacionalidad original.

Hay 5 formas principales de convertirse en ciudadano portugués: por descendencia, por matrimonio, por inversión, por naturalización o por ser un judío sefardí.

  1. Nacionalidad por herencia portuguesa: Serás elegible para solicitar la nacionalidad portuguesa si uno de tus padres, o lo dos, es portugués, si un abuelo tuyo era portugués, siempre y cuando tú estés familiarizado con el idioma, o incluso si has nacido en territorio portugués y has vivido allí durante más de 10 años. Esto incluye a las personas nacidas en territorio colonial portugués, como Angola o Mozambique, antes de la independencia.
  2. Nacionalidad por matrimonio: Si contraes matrimonio o convives con una persona portuguesa, puedes solicitar la ciudadanía después de 3 años. Una vez otorgada, no puede ser revocada incluso si luego te divorcias. Ten cuidado, ya que los matrimonios falsos, es decir, aquellos que se realizan específicamente para conseguir la nacionalidad, son ilegales y punibles por ley.
  3. Nacionalidad por inversión: el gobierno portugués ofrece un proceso especial conocido como el programa Golden Visa (Visa Oro), mediante el cual a las personas que invierten varios miles de euros en el país, especialmente en el sector inmobiliario, pueden obtener automáticamente la ciudadanía.
  4. Nacionalidad por residencia: Aquellos que han vivido en el país durante al menos 6 años y tienen un conocimiento aceptable del idioma local pueden automáticamente ser elegibles para la ciudadanía.
  5. Nacionalidad para los judíos sefardíes: Cualquiera que pueda demostrar que desciende de los sefardíes, el grupo de judíos expulsados ​​de la Península Ibérica en el siglo XVI puede solicitar la ciudadanía en Portugal.

Residencia permanente en Portugal

Como residente permanente de Portugal, tendrás acceso a la educación y a otros servicios proporcionados por el gobierno portugués, pero no podrás votar, tener un pasaporte portugués o irte a vivir a otro estado miembro de la UE sin perder tu estado en Portugal.

Para obtener este estado, debes haber vivido en el país durante al menos 5 años, con los permisos de residencia correspondientes si no eres ciudadano de la UE. Durante el proceso, deberás presentar una solicitud al Servicio de Inmigración y Fronteras con todos los comprobantes de domicilio de los últimos cinco años y tus documentos personales, como pasaporte, certificado de nacimiento, contrato de trabajo o escritura de propiedad.

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista