Piscinas en comunidades de vecinos: normas y peligros a tener en cuenta

Pexels/Pixabay
Pexels/Pixabay
10 julio 2019, Redacción

Aquellos que viven en un condominio equipado con piscina en Portugal deben tener en cuenta que hay que tomar precauciones y normas a seguir. Estas reglas deben estar incluidas en el reglamento de la comunidad y ser conocidas por todos los vecinos del bloque. Este es el tema del artículo de hoy proporcionado por DECOAssociação Portuguesa para a Defesa do Consumidor – para idealistas/news.

Envía tu pregunta a DECO, por correo electrónico a decolx@deco.pt o por teléfono al 00 351 21 371 02 20.

Me gustaría saber si existen normas de conducta para el uso de la piscina común. En otras palabras, ¿quién vive en una comunidad equipada con piscina debe cumplir con las normas o no existe tal obligación?

La respuesta es muy directa. Sí, hay reglas de conducta que deben ser incluidas en el reglamento de la comunidad y que deben ser conocidas por todos los vecinos. 

El uso de piscinas en comunidades no puede causar situaciones de conflicto o accidentes, por lo que es necesario asegurar el mantenimiento, la observación y el cuidado.

En primer lugar, te informamos que deben aprobarse las disposiciones que contemplan normas sobre el acceso a la piscina. Nos referimos a normas como su exclusividad para los vecinos si puede ser frecuentada por familiares y amigos, la posibilidad de conceder las instalaciones para la celebración de eventos, por ejemplo, fiestas de cumpleaños, horarios de acceso a las instalaciones (se puede prohibir el acceso a las mismas en determinados días u horas para su mantenimiento) y normas de higiene y vigilancia.

El administrador debe estar al tanto de las actitudes que nunca se deben adoptar durante el uso de una piscina y posiblemente tener la capacidad de guiar a las comunidades que la usan, incluyendo a los niños que la acompañan.

He aquí algunas reglas básicas para el uso sensato de este espacio:

  • No dejar que los niños corran alrededor de la piscina. De esta manera, se evitan las caídas que pueden ser graves. Prohibir, sin excepción, empujar y zambullirse en el agua;
  • Desaliente los gritos que pueden dificultar la percepción de una llamada de auxilio e impedir un rescate oportuno;
  • Evitar el uso de boyas y colchones, ya que pueden girar o romperse y provocar situaciones peligrosas;
  • Nunca entrar en la piscina si hay tormentas o tormentas eléctricas;
  • No dejar juguetes u otros objetos cerca de la piscina o en el agua. Otros niños pueden verlos y querer atraparlos cayendo en la piscina;
  • No permitir que los niños jueguen cerca de piscinas sin sellar. Es aconsejable la existencia de una barrera física con cierre automático de seguridad que separe las piscinas de las construcciones o jardines adyacentes, para evitar caídas accidentales y posibles ahogamientos;
  • No utilizar flotadores ni brazaletes en niños que no estén debidamente homologados según las normas europeas;
  • Nunca dejar a los niños en las piscinas sin la supervisión de un adulto;
  • Desaliente jugar con el equipo eléctrico de la piscina. Deben estar adecuadamente protegidos mediante sistemas de corte y fuera del alcance de los niños.
¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista