Cuando el vecino no respeta las reglas de la buena vecindad... esto es lo que hay que hacer

Esto es lo que debes hacer si tu vecino te molesta o pone música a todo volumen / Gtres
Esto es lo que debes hacer si tu vecino te molesta o pone música a todo volumen / Gtres
22 mayo 2019, Redacción

No siempre es fácil para los vecinos vivir juntos, especialmente si vives en un bloque de pisos. Ya sea música alta, obras, o animales ruidosos... hay quienes tienen dificultades para cumplir con las reglas de la buena vecindad. En el artículo de hoy, dirigido a los consumidores de Portugal y facilitado por idealista/noticias de la asociación portuguesa de la defensa de los derechos de los consumidores DECO - Associação Portuguesa para a Defesa do Consumidor, explicamos todo lo que se puede hacer cuando uno tiene malos vecinos.

Envíe su pregunta a DECO, por correo electrónico a decolx@deco.pt o por teléfono al 00 351 21 371 02 20.

"Hay un conflicto en mi apartamento. Uno de los vecinos no respeta las normas de buena convivencia, ni las del edificio. ¿Cómo podemos quejarnos?"

Para mantener buenas relaciones personales en su comunidad, lo mejor es tratar de evitar problemas en primer lugar, pero sabemos que esto no siempre es posible.

Por lo tanto, cuando alguien cruza los límites, independientemente del tipo de situación (ruido, animales, obras de construcción, etc.), debes informar al administrador del edificio para que pueda hablar con la parte infractora.

Esto significa, en primer lugar, tener una conversación, alertar a la persona sobre el problema/daño que está causando y, si eso todavía no funciona para que cese en lo que está haciendo, puedes enviarle una carta por correo certificado solicitando acuse de recibo. Si todavía insiste en causar problemas, puedes comunicárselo a las autoridades apropiadas.

Si la interrupción implica un trabajo de construcción intrusivo, consigue algunas cámaras para grabar el mal comportamiento. En casos de ruido o de humo y olores, debes ponerte en contacto con la policía primero y sólo después recurrir a la utilización de cámaras, o denunciar la infracción a la Inspección General de Agricultura, Mar, Medio Ambiente y Urbanismo o a las respectivas autoridades regionales de tu lugar de residencia. Si las acciones de estas instituciones no son útiles, o si alguien sufre daños materiales o personales y desea una compensación, lo mejor es entablar una acción judicial contra la parte infractora.

Sin embargo, dado que la prevención sigue siendo el mejor remedio, la comunidad debe tratar de crear reglas que protejan los intereses de todos. Los propietarios del edificio pueden redactar juntos un documento en el que se especifiquen las normas y reglamentos, una especie de código de conducta para la convivencia. Siempre es posible incluir más reglas en una fecha posterior que prohíban comportamientos similares a los que han dado lugar a recientes malentendidos.

El propósito de estas normas es:

  • Ayudar a ordenar la vida de la colectividad. Por ejemplo, con multas obligatorias para las personas que no pagan sus gastos de la comunidad;
  • Para resolver posibles conflictos. Por ejemplo, en caso de litigio, las comunidades se comprometen a recurrir a un Centro de Arbitraje y no a los Tribunales de Justicia.
¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista