El fin de los visados de oro en Lisboa y Oporto se hará realidad a finales de este año

El gobierno decidió dejar los cambios al programa en 'stand by' durante la pandemia, pero ahora quiere tener el proyecto de ley listo para fines del año 2020.

Foto de Sonja Langford en Unsplash
Foto de Sonja Langford en Unsplash
15 octubre 2020, Redacción

El fin de la expedición de los llamados "visados de oro" en las áreas metropolitanas de Lisboa y Oporto, que fue aprobado en detalle a raíz de una propuesta de modificación de los Presupuestos del Estado para 2020 (OE2020), finalmente se hará realidad a finales de este año. La decisión de cambiar las reglas del programa (en los principales centros urbanos) que ha sido el motor de la inversión inmobiliaria en los últimos años se ha retrasado debido a la pandemia, pero el gobierno quiere tener listo el nuevo proyecto de ley para fines de el año.

El presidente del Gobierno, António Costa, ha dado instrucciones claras para cumplir con lo detallado en los Presupuestos Generales del Estado para 2020, según un informe de Jornal de Negócios. En la práctica, la concesión de Autorizaciones de Residencia para Actividades de Inversión (ARI), como se conoce oficialmente al programa de visas doradas, a las inversiones inmobiliarias realizadas por ciudadanos extranjeros ahora se limita a los municipios del interior o las regiones autónomas de las Azores y Madeira.

También se incrementará el valor mínimo de las inversiones requeridas, según el mismo informe, la ley exige ahora la adquisición de un inmueble con valor igual o superior a 500.000 euros, o la compra de un edificio de más de 30 años, ubicado en una zona de rehabilitación urbana y que será rehabilitada, sumando un total de 350.000 euros. Cabe señalar, sin embargo, que las inversiones en actividades de investigación o apoyo a la creación artística, o la creación de empleo, pueden continuar en cualquier lugar del país.

Expertos del sector quieren que el Gobierno se replantee

Los expertos del sector, sin embargo, continúan pidiendo cautela ante los cambios en esta ley. A principios de año, poco después de que se confirmaran los planes para acabar con las visas de oro, el vicepresidente de la Asociación Portuguesa de Promotores e Inversores Inmobiliarios (APPII), Hugo Santos Ferreira, tuvo conocimiento de muchos contratos y algunas escrituras que habían sido suspendidos debido a la decisión del Parlamento y un clima de incertidumbre.

En medio de una pandemia, otras voces del sector también han enfatizado la importancia de este vehículo de inversión e instan al gobierno a reconsiderar su decisión. En una declaración a Dinheiro Vivo, el director general de CBRE, Francisco Horta e Costa, dijo que programas como la visa de oro "podrían ser fundamentales en la recuperación del mercado post-pandémico". Esta visión también la comprarte Patrícia Barão, quien está a cargo de la zona residencial de JLL, al señalar que las visas han sido "una herramienta crucial en términos de captar inversiones de Asia, Brasil, Estados Unidos, Turquía, Sudáfrica y son un incentivo que ya ha recaudado más de 700 millones de euros en impuestos y tasas para fondos estatales.

Para el Presidente de la APEMIP, Luis Lima, el contexto provocado por la COVID-19 "ha acentuado la importancia de las inversiones extranjeras" y "es evidente la necesidad de dar un paso atrás en la autorización legislativa prevista en el Presupuesto del Estado para 2020". En lugar de tratar de frenar la inversión extranjera, nuestro papel debería ser el de volver a participar, a través de programas como estos, en una estrategia de recuperación", concluyó.

Artículo visto en: Vistos gold acabam ainda este ano em Lisboa e no Porto (Jornal de negócios)

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista