Coronavirus: a pesar de los precios más bajos, comprar una vivienda en Portugal será más difícil por el COVID-19

La pandemia acentuará la desigualdad en el acceso a la vivienda y afectará a los grupos más vulnerables, como los jóvenes, según revela un reciente informe de Moody's.

Foto de Harli Marten en Unsplash
Foto de Harli Marten en Unsplash
7 diciembre 2020, Redacción

La crisis económica desatada por la pandemia de COVID-19 tendrá un efecto duradero en el mercado inmobiliario, y se espera que se produzca una caída generalizada de los precios de la vivienda en Europa a partir de 2021, incluido Portugal. Sin embargo, esta tendencia a la baja no llevará necesariamente a un aumento de las transacciones en la compra, venta o alquiler de propiedades. Es probable que los efectos actuales de la pandemia de coronavirus dificulten el acceso a la vivienda, aumenten las desigualdades y afecten a los grupos más vulnerables, en particular a los miembros más jóvenes de la población y a los trabajadores con las remuneraciones más bajas, según la agencia de calificación financiera Moody's.

Predecir el comportamiento del mercado en Portugal y en otros países en un contexto de inestabilidad y recesión como el actual es una tarea difícil, y hay muchas variables que pueden provocar cambios en las estimaciones. Varias entidades ya han comenzado a evaluar la evolución del sector inmobiliario y el coste de la vivienda, porque es un tema crítico para la economía, el sistema financiero y la sociedad. Las predicciones de Moody's para Europa, incluidos los datos de Portugal, se han publicado en el informe: "Las tendencias en materia de vivienda vinculadas al COVID-19 agravarán las desigualdades de riqueza entre los jóvenes y los grupos de bajos ingresos en Europa".

La agencia de calificación financiera con sede en los Estados Unidos prevé que los precios de los inmuebles se mantengan estables en 2020, principalmente debido a las medidas de estímulo económico aprobadas por los gobiernos, pero espera una disminución generalizada en 2021 debido a la pandemia de COVID 19. En el informe se afirma: "Se prevé que los precios de la vivienda en Europa se mantengan estables en 2020 y que luego disminuyan en la mayoría de los países como resultado de la crisis y la grave recesión económica causada por la pandemia". La prensa nacional e internacional estima que los precios de las casas caerán un 2% el próximo año.

Los países del sur de Europa, incluido Portugal, se verán particularmente afectados porque sus economías dependen más del turismo, uno de los sectores más afectados por la crisis sanitaria. Moody's dice que el futuro dependerá, en este caso, del tiempo de recuperación del sector, con el riesgo de que la oferta disponible lleve a que muchas casas y pisos que actualmente se utilizan como alojamiento turístico en Portugal se trasladen al mercado de alquiler tradicional, creando puntos calientes potenciales de "exceso de oferta". Se trata de una situación que contrasta con el contexto anterior a la llegada del coronavirus a Portugal, donde la demanda era superior al producto disponible en el mercado.

Más vivienda social y protección a los inquilinos

Para la agencia de calificación financiera, la COVID-19 precipitará varios cambios fundamentales en el mercado inmobiliario europeo. Sostiene que la caída de los precios no compensará ni mejorará las condiciones de acceso a la vivienda porque los ingresos familiares también se ven afectados por la pandemia, especialmente para los trabajadores más jóvenes y aquellos con salarios más bajos. Para hacer frente a este escenario de mayor inaccesibilidad, debería haber más oferta de vivienda social y una mayor protección para los inquilinos.

Por otro lado, se están produciendo transformaciones claras en el segmento residencial como consecuencia de cambios en las preferencias de la población, con un aumento vertiginoso de la demanda de vivienda en las zonas suburbanas, debido al confinamiento y al crecimiento generalizado del teletrabajo. "A medida que la gente trabaje más desde casa, la demanda de vivienda en los centros urbanos se reducirá significativamente; los consumidores querrán casas más grandes donde puedan trabajar más cómodamente, lejos de esos centros urbanos", predice Moody's.

La agencia de calificación también señala que es probable que la bajada de ingresos y el desempleo aumenten en el contexto actual de recesión económica, por lo que la compañía espera una mayor intervención del gobierno en la creación de vivienda social y regulación de alquiler para proteger a los inquilinos.

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista