Vuelta a la "normalidad" en Portugal: consejos para los hogares

La relajación en las restricciones llevadas a cabo durante la crisis del Coronavirus deben hacerse con precaución para mantener el riesgo de infección lo más bajo posible

Florencia Viadana en Unsplash
Florencia Viadana en Unsplash
27 mayo 2020, Redacción

Con el levantamiento del estado de emergencia nacional después de la crisis del COVID-19, los portugueses están volviendo gradualmente a la normalidad. Sin embargo, siguen estando sujetos a reglas estrictas que deben ser seguidas por todos para prevenir una nueva ola de infección. Las normas se aplican al trabajo, al transporte público, a los hábitos en nuestras casas y a los espacios públicos. Echemos un vistazo, con la ayuda de DECO, la Asociación Portuguesa para la Protección del Consumidor, a algunos consejos para que los hogares vuelvan a la "normalidad" de la manera más segura posible. La relajación de las restricciones debe hacerse con cuidado para minimizar el riesgo de infección para todos. Con este fin, no deben descuidarse las normas sobre higiene y protección, así como el mantenimiento de la distancia social.

Para mantener su hogar seguro, basta con seguir algunos consejos de higiene cuando regrese a casa:

  • La organización y los buenos hábitos son clave. Quítese los zapatos inmediatamente y siempre déjelos en el mismo lugar, cerca de la entrada. Sin embargo, trate de no tener sus zapatos en el mismo lugar que las zapatillas que usa en casa. Toda la familia debería adquirir este hábito.
  • Lávese las manos con cuidado y siga las instrucciones de las autoridades sanitarias.
  • Cámbiese de ropa cuando llegue a casa (abrigos, pantalones, impermeables, etc.) y evite sacudirla para minimizar la posibilidad de expandir cualquier tipo de virus o gérmenes en el aire. Ventile la ropa fuera, no la guarde inmediatamente en el armario o en los cajones.
  • Si es posible, lave la ropa que usó fuera. Elija la temperatura de agua más alta (lea la etiqueta) para ese lavado y seque la ropa por completo. La mayoría de los virus no sobreviven a temperaturas superiores a 60° C. Lo ideal es que uses esta opción para los manteles, las toallas de baño, la ropa de cama, los pañuelos y los paños de cocina. En el escenario actual, aumentar la frecuencia de lavado también ayuda.
  • Desinfecte las llaves, el móvil y todo lo que haya tocado fuera de la casa.
  • Al final de estos pasos, lávese las manos de nuevo.

Al llevar a cabo estos pasos, está eliminando gérmenes y suciedad de las superficies. Aunque no matan completamente los gérmenes, reducen su número y, por tanto, el riesgo de infección. Las rutinas de limpieza de las superficies de contacto frecuentes (por ejemplo, mesas, tiradores de puertas, pomos, interruptores de luz, grifos, cabezales de ducha e inodoros) con detergentes y desinfectantes adecuados para estas superficies siguen siendo pasos muy importantes para limitar la propagación del coronavirus.

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista