¿Cómo y cuándo se puede vender la vivienda del portero?

Deco Alert: ¿qué hacer con la portería cuando tu portero se jubila? / Golden Box Mail
Deco Alert: ¿qué hacer con la portería cuando tu portero se jubila? / Golden Box Mail
8 agosto 2018, Redacción

¿Tu edificio tiene una fracción dedicada a la vivienda del portero y los vecinos pretenden venderla para aumentar los ingresos de la comunidad? En el artículo de hoy asegurado por Deco (Asociación Portuguesa de Protección al Consumidor) para idealista/news, vamos a explicar los procedimientos necesarios para que esto pueda realizarse.

“Nuestro edificio tuvo para la portería durante casi 35 años a una señora muy competente que siempre vivió en la casa destinada a su función. Recientemente, y por haber alcanzado la edad de la jubilación, la portera se jubiló y pretende volver a su tierra natal, en el norte del país. Así, en la última reunión de vecinos se discutió la cuestión de su casa que ahora quedará deshabitada. ¿Es posible vender esta fracción usada como la vivienda del portero?”

La vivienda del portero es la expresión vulgar usada para referirse a la fracción del edificio en la que vive o vivía el empleado de la portería, incluida en las zonas comunes de los propietarios, y que una vez vendida puede aumentar los ingresos de la comunidad. Sin embargo, para responder a tu pregunta tenemos que conocer el tipo de contrato celebrado entre las partes, la portera y el condominio, es decir, si estamos ante un contrato de arrendamiento o un contrato de trabajo.

Por el relato que nos envías, pensamos que éste es un contrato para el ejercicio de la profesión, el cual engloba una determinada base retributiva y la concesión de un espacio para la vivienda. De esta forma, como el contrato de trabajo terminó, el derecho de uso de la vivienda del portero caduca también. De esta forma, la fracción queda libre.

Para que todo vaya bien, la administración de la comunidad debe comenzar por comunicar al portero o portera, por carta certificada con aviso de recepción, la caducidad del contrato de trabajo y del derecho a la vivienda.

Con todo perfectamente aclarado, la comunidad puede encontrar en la venta de la vivienda del portero una buena oportunidad para aumentar sus ingresos, necesitando, únicamente, la aprobación por unanimidad de los vecinos.

En caso de que la vivienda del portero aún no sea una fracción autónoma, se tiene que proceder a modificar el título del constitutivo de la propiedad horizontal y del registro de la propiedad.

A partir de ese momento se tendrán que seguir los siguientes pasos:

  • Solicitud de la certificación energética;
  • Escritura de compra y venta;
  • Distribución del valor de la venta entre todos los vecinos, en proporción al valor de sus fracciones;
  • Declaración de cada vecino de la cantidad que recibió en el IRS, a efectos del cálculo de las plusvalías.
¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista